Translate

sábado, 23 de junio de 2012

El viaje de mi vida.

Durante todo lo que va a ser mi vida, me gustaría hacer un viaje, un viaje de estos que se te quedan guardados en tu mente para siempre. Quiero que sea a un sitio especial, con la gente que quiero -o sola tal vez-, pero quiero sobre todo que luego pueda contarlo como algo fantástico.
Una vez, hace mucho tiempo, una amiga mía, me pidió que -cuando fuésemos mayores- la acompañase de viaje a Nueva Zelanda, le di largas, porque me parecía un sitio demasiado lejano -y aún me lo parece- pero no lo descarto tan rotundamente como antes. Aún así, a donde si que nos prometimos ir fue a Londres -o tal vez a París-. Porque son dos ciudades maravillosas, quizás no son lo mejor para vivir, o por lo menos no lo que yo preferiría, pero para visitarlas son de lo mejor que hay.
Londres con su London Eye y su Big Ben:






París, con su Torre Eiffel y su Ópera:














Ambas ciudades han servido de escenario de muchas historias y películas: Londres, es famosa por Scotland Yard, Baker street, y el gran detective, Sherlock Holmes, creado por Sir. Arthur Conan Doyle. París -conocida como la Ciudad de las Luces-, es famosa por miles de películas -muchas románticas- pero muy buenas la mayoría, los mejores ejemplos son: Before Sunset -Antes del Atardecer- y, por supuesto, Amélie.





Otra ciudad de la que estoy enamorada desde el primer momento es: Venecia, es una ciudad como París, que encanta. También se han hecho películas en ella, un ejemplo es El Príncipe de los Ladrones, que está basada en el libro El Señor de los Ladrones de Cornelia Funke.


Me encantaría poder realizar alguno de estos viajes, con alguien o yo sola, pero hacer ese viaje. Prometo que, un día de estos, más bien tarde que pronto, lo haré. Y, así, cumpliré uno de los 10 objetivos que tengo. En otro momento, quizás, ponga esos 10 objetivos, aunque la lista siempre puede aumentar(;
Por hoy, me despido aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario